Valen + Gus en Caracas

13Caracas.-

La hacienda Lares de mi Chamarra fue el lugar donde Valentina Lyon y Gustavo Sosa comenzaron a escribir una nueva historia.

Todo ocurrió en el mismo sitio, desde la preparación hasta la sesión post boda, por lo que tuvimos mucho tiempo para documentar. Su boda era de día y esto significó alistarnos desde muy temprano para trasladarnos hasta la hacienda, ubicada en el km 11 de la vía a Santa Lucía, y poder encontrarnos con los novios a eso de las 10:00 am.

Valen es una persona muy simpática por naturaleza y se veía muy animada ese día, llena de ilusión por su matrimonio. Le habían acondicionado uno de los cuartos de la Casa Principal para que pudiera arreglarse. La madrina de bodas estuvo siempre muy dispuesta a echarnos una mano en cada cosa que necesitábamos, y la buena energía de la mamá y la suegra de Valen alegraron todo el lugar.

00

En una de las cabañas muy cerca de allí, y dándole a Valen la privacidad que toda novia necesita, estaba arreglándose Gus en compañía de sus amigos y el padrino de bodas. En ningún momento dejaron de bromear y nos contagiaban con sus risas aun cuando estábamos haciendo las tomas desde fuera para intentar algo diferente. Cabe acotar que el resultado nos dejó muy satisfechos.

Lares de mi Chamarra es una especie de campamento para adultos, con un extenso terreno lleno de áreas verdes y varias construcciones de estilo colonial, así como lugares con actividades típicas para campistas, caminerías, varias fuentes y una gran piscina. La decoración vintage que le dieron fue una de las cosas que más nos llamó la atención porque tenía detalles muy particulares: cintas guindadas sobre los árboles, jaulas vacías, marcos de cuadros en distintos lugares, objetos viejos y muchos limones que, de acuerdo con la novia, eran para la prosperidad. ¡Hasta el bouquet de la madrina tenía limones!

08

Cerca de las 3:00 pm fuimos al lugar de la ceremonia. Valen salió de la casa y su hermano la llevó del brazo hasta la capilla donde Gus la esperaba, mientras que los invitados la miraban y aplaudían con alegría. En la capilla solo podían entrar unas seis personas por familia, lo cual hizo de esta boda una de las más íntimas y acogedoras a las que hemos asistido. Nosotros también tuvimos que dividirnos y solo la mitad de nuestro equipo entró a la capilla mientras que el resto se quedó documentando afuera.

Tanto Valen como Gus estaban muy comprometidos con el significado religioso que tiene el matrimonio y la ceremonia fue muy rica dentro de su sencillez. Los anillos los llevaron en un cofre hecho con un tronco y fue muy bonito el momento en que ambas madres les colocaron el rosario. Una vez terminada la ceremonia, la gente que los esperaba afuera les dieron la bienvenida con aplausos, música y pétalos de rosas a los nuevos esposos, y fue así como se dio inicio a la fiesta.

10

Aprovechamos el hermoso atardecer de ese día para hacer la sesión de fotos con los novios, y pasamos mesa por mesa para tomar los retratos con los invitados. Con la llegada de la noche, llegó la neblina y creó una atmósfera muy bonita junto con las luces de la tarima. Valen y Gus no dejaron de bailar en toda la noche.

Al día siguiente, regresamos al lugar para documentar el trash the dress de la pareja. Quisimos aprovechar cada una de las áreas de la hacienda, por lo que pusimos a los novios a realizar diversas actividades: practicaron tiro al blanco, se montaron en unos columpios y caminaron por un pequeño bosque. Recorrimos toda la hacienda en compañía de sus amigos también, y ellos no paraban de bromear con nosotros y gritar: “¡Pásame el 24! ¡No, mejor un 50!”, refiriéndose a nuestros lentes de cámara.

16.jpg

Valen y Gus no solo aportaron muchas ideas para sus fotos y video, sino que además recibieron con muy buena disposición todas y cada una de nuestras sugerencias. Esto, en definitiva, fue lo que permitió que su producto final nos llene de tanto orgullo (y que Valen derramara algunas lágrimas cuando vio su video).

Con solo ver cómo se miraban y la manera en la que se comportaban al estar juntos, pudimos entender que cada uno era el complemento perfecto del otro. Están todos invitados a disfrutar de la boda de Valen + Gus y echarle un ojo a una pequeña muestra de su álbum de fotos.

Asimismo, aprovechamos este post no solo para agradecer a esta pareja por confiar en nosotros sino también a las personas que hicieron posible que contáramos esta historia:
Jennifer, Alex, Yine, Mariana, Isa y Fedor con las cámaras, y Keyla en la edición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s