El teaser: un primer vistazo al recuerdo de tu boda

Nadie pregunta el nombre del editor, algunas veces el del productor. Cuando vamos al cine estamos atentos a los actores y, muchas veces, tenemos algún director de nuestra preferencia. Pero sería casi imposible encontrar a una persona que, cuando estemos saliendo de la sala, diga: «la edición de esta película es impecable».

Esto es injusto si pensamos en la importancia de ese trabajo. Cuando Robert W. Paul empleó la edición por primera vez cambió la historia del cine y la manera de hacer videos. Consiguió efectos y montajes que daban agilidad a la grabación. Pero todo tiene un costo: el proceso de edición es largo, difícil, lento y exigente. En este influyen muchas variables, desde la cantidad de cámaras trabajando hasta la visión del equipo y su propuesta. Incluso, al culminar la edición, antes de ofrecer la versión final, el productor tiene que dar su visto bueno, lo que implica otro paso. En Al Agua, como es evidente, los productores son los recién casados que evalúan su película antes de poner los créditos.

Lo que se puede concluir es que la edición es esencial. El arte, muchas veces, no solo es ejecución sino también selección y disposición de elementos. Deben estar haciéndose la misma pregunta que se hacen los productores: ¿Qué hacemos mientras llega la entrega final? Aquí es donde entra el teaser de la boda.

Como todos saben, un teaser es un video muy corto, de uno o dos minutos de duración, que nos ofrece un vistazo de las tomas que se realizaron. Es como si estuviéramos junto a los editores que nos dan una muestra del material en bruto. Todavía no está procesado, pero la materia prima es de primera calidad. El objetivo es calmar las ansias.

Al principio, en Al Agua, realizábamos estos productos para alimentar las redes. Era una oferta para el público en general, entre quienes estaban los protagonistas de la película. Luego se incluyó en el paquete de trabajo porque tuvieron un éxito inesperado y la gente disfrutaba la temprana entrega —a diferencia de la definitiva, el teaser solo tarda unos días en llegar. Por supuesto que nos guardamos un par de trucos bajo la manga: muchas veces estas entregas se nutren con los Trash the Dress con los que captamos la autenticidad de las personas. Ofrecemos un vistazo al producto final y a su personalidad.

Otros detalles de este primer vistazo. Es una manera de confirmar que el material de grabación llegó sano y salvo a los estudios; es cierto que te acompañamos sigilosamente durante la boda, pero ahora estás viendo el resultado. Por otro lado, como el teaser tiene algo de enigma, de anuncio cifrado, se despiertan las energías, las cuales se enfocan en la emoción por ver el video completo.  

El entusiasmo solo surge ante un estímulo válido, esa grata sensación delante de la pantalla, tan difícil de racionalizar, es la respuesta ante un trabajo bien hecho. En Al Agua, nos esmeramos por realizar un video de alta elaboración; el teaser no es la excepción. Se pone el mismo esfuerzo y las mismas ganas, pero nos podemos dar el lujo de ser más expeditos gracias a su longitud. La gratificación está en las reacciones de las parejas: «nos encanta, queremos más». Es un primer hit que nos permite diluir la tensión y prepararnos para el producto final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s